domingo, julio 14

El ejército de Israel dispara contra una multitud que recogía comida en una agresión con más de 100 muertos en Gaza | Internacional

Noticias relacionadas: Noticias Similares

El ejército de Israel reconoce que ha disparado contra una muchedumbre de personas que en la mañana del jueves trataba de recoger alimentos de un convoy de camiones en Gaza. En el incidente han muerto al menos 112 personas y más de 700 han resultado heridas, según fuentes del Ministerio de Sanidad de Gaza, donde gobierna Hamás. La Autoridad Nacional Palestina (ANP) denuncia el uso, en la “atroz matanza”, de tanques y fuego de artillería por parte de las tropas de ocupación de Israel, según fuentes oficiales. El ejército israelí, por su parte, asegura que “decenas” resultaron muertos o heridos por empujones, pisotones y atropellos de vehículos del convoy, aunque también afirma que sus militares abrieron fuego cuando sintieron que estaban en peligro. El Gobierno de Benjamín Netanyahu califica lo ocurrido de “tragedia”. El incidente tiene lugar en el mismo día en que la cifra oficial de muertos en la Franja ha superado los 30.000 y los heridos los 70.000 desde que comenzó la guerra el pasado 7 de octubre, según fuentes sanitarias del enclave.

Los hechos tuvieron lugar a primera hora de la mañana en la calle de Rachid, que transcurre en paralelo a la playa, en la zona meridional de Ciudad de Gaza. En un vídeo grabado en ese punto, se ve a cientos de personas antes del amanecer tratando de hacerse con ayuda en medio del caos, mientras se escuchan disparos y se ven balas trazando su trayectoria en el cielo, según imágenes difundidas por la cadena catarí Al Jazeera. Muchos ciudadanos corren o andan de forma apresurada cargando con sacos mientras se ven algunas llamas en el terreno. Una mujer, que afirma haber perdido a su marido en la guerra, grita desesperada que no queda harina mientras trata de localizar a su hija entre el tumulto. Con la luz del día, han seguido difundiéndose en redes sociales imágenes de muertos y heridos en el lugar de los hechos en medio de la indignación y el dolor de los presentes. Algunos de los cadáveres eran trasladados en carros tirados por burros, mientras en el suelo quedaban cajas de la ayuda humanitaria ensangrentadas.

El ejército de Israel ha hecho públicas unas imágenes en blanco y negro grabadas desde el aire por un dron para apoyar su versión. Se ve a cientos de personas en torno a los camiones y corriendo de un lado para otro. La agresión, además, se ha producido en un momento en el que cada vez es más difícil poner coto a la hambruna que sacude a la población de Gaza, sobre todo a la que permanece en el norte, como en este caso. Esa es la zona más alejada de Rafah, en la frontera con Egipto, por donde entra el escaso flujo de ayuda humanitaria a la Franja.

La ANP, que sigue calificando las actuaciones israelíes en Gaza de “genocidio”, condenó “la atroz matanza” cometida “contra civiles que arriesgaban sus vidas para obtener una pequeña cantidad de alimentos”, según un comunicado de la presidencia publicado por la agencia oficial palestina Wafa. La ANP insiste en que “Israel rinda cuentas por cometer estos horribles crímenes ante un tribunal internacional”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Hamás, por su parte, indicó que el ataque puede poner en peligro las conversaciones para alcanzar un alto el fuego y un intercambio de rehenes como el que se pactó a finales de noviembre, según un comunicado citado por Reuters. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, asume que lo sucedido este jueves en la Franja impedirá que se pueda anunciar un acuerdo en los próximos días, una hipótesis que sí había considerado cercana este miércoles.

Según la versión israelí, “a primera hora de esta mañana [del jueves], durante la entrada de vehículos de ayuda humanitaria en el norte de la Franja, los residentes de Gaza rodearon los camiones y saquearon los suministros que se estaban entregando. Durante el incidente, decenas de gazatíes resultaron heridos como resultado de empujones y pisotones”, según un comunicado. “Varias personas que rodeaban los camiones de ayuda humanitaria se acercaron a las tropas del ejército de Israel [que se encontraban en la zona] para asegurar el paso de los camiones como parte de una operación humanitaria para transferir ayuda. La multitud se acercó a las fuerzas de tal manera que representaba una amenaza para las tropas, que respondieron a la amenaza con fuego real”, añaden esas fuentes militares. Las Fuerzas Armadas añadieron en la red social X (antes Twitter) que también hubo atropellos por parte de los camiones con el resultado de “decenas” de muertos y heridos.

“En algún momento los camiones se vieron desbordados y la gente que los conducía, que eran conductores civiles de Gaza, arremetieron contra la multitud de personas y, según tengo entendido, acabaron matando a decenas de personas”, señaló el portavoz gubernamental Avi Hyman a los periodistas, informa la agencia Reuters. “Obviamente, es una tragedia, pero no estamos seguros de los detalles todavía”, añadió.

Palestinians transport casualties following what Palestinian health officials said was Israeli fire on people waiting for aid, in Gaza City, in this still picture taken from a video February 29, 2024
Palestinos transportan heridos tras los disparos israelíes contra personas que esperaban ayuda en la ciudad de Gaza, en una imagen tomada de un vídeo del 29 de febrero de 2024.REUTERS

Más allá de la reacción inicial de Biden, para Estados Unidos lo ocurrido supone un “serio incidente” en medio de la “grave situación humanitaria en Gaza, donde palestinos inocentes únicamente tratan de alimentar a sus familias”, según un comunicado de la Casa Blanca en el que se recuerda la necesidad de aumentar el flujo de ayuda que llega al enclave “incluso por medio de un alto el fuego temporal”.

Algunos integrantes del Gobierno de Israel aplauden lo sucedido. Los militares “actuaron de manera excelente contra una turba de Gaza que intentó dañarlos”, ha dicho el ministro israelí de Seguridad Nacional, el ultra Itamar Ben-Gvir, al tiempo que reclama impedir cualquier entrada de ayuda, que califica de “oxígeno para Hamás”, mientras haya rehenes secuestrados.

Israel niega el bloqueo de ayuda

El Ejecutivo de Israel sigue negando la realidad de la falta de llegada de comida, agua y lo más básico para que la población local pueda sobrevivir. “No hay límite para la cantidad de ayuda humanitaria que puede ingresar a Gaza”, defendió el jueves el portavoz gubernamental israelí Eylon Levy a través de su cuenta de la red social X (antes Twitter) junto a una foto de paquetes de asistencia lanzada en paracaídas. Levy trata así de negar el bloqueo que Israel impone y que numerosas instancias denuncian a diario dentro y fuera del enclave. “Los Estados que quieran que entre más ayuda humanitaria a Gaza simplemente deben enviarla. Israel acaba de facilitar con éxito el lanzamiento aéreo de alimentos y equipos médicos en cooperación con Emiratos, Jordania, Egipto, Francia y Estados Unidos”, añadió.

Algunos países han recurrido al lanzamiento de comida y material básico desde aviones como forma de hacer frente al cerrojazo que impone Israel a una población de unos 2,3 millones de habitantes. Decenas de paracaídas poblaron el cielo de la Franja lanzados desde un avión militar jordano el pasado martes, mientras miles de personas seguían su trayectoria desde tierra para correr hasta el punto de aterrizaje y hacerse cuando antes con el contenido de los paquetes. Algunos de ellos fueron incluso recogidos en el mar.

Las autoridades de Israel autorizaban antes del 7 de octubre la entrada de medio millar de camiones al día en Gaza, cuando ese territorio no estaba siendo golpeado por los bombardeos, la hambruna y la falta de electricidad, gas o conexión telefónica. Ahora, con los mercados desabastecidos, los campos sin cultivos y la mayoría de esos 2,3 millones de personas desplazados de sus casas, sería necesaria una cantidad de camiones mucho mayor, según alerta la ONU y organizaciones humanitarias.

Palestinians transport casualties following what Palestinian health officials said was Israeli fire on people waiting for aid, in Gaza City, in this still picture taken from a video February 29, 2024
Palestinos transportan heridos tras los disparos israelíes contra personas que esperaban ayuda en la ciudad de Gaza, en una imagen tomada de un vídeo del 29 de febrero de 2024.REUTERS

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_


Noticias relacionadas: Noticias Similares