domingo, julio 14

Erdogan anuncia que no se presentará a la reelección en Turquía: “Estos son mis últimos comicios” | Internacional

Noticias relacionadas: Noticias Similares

Erdogan no se presentará a la reelección. O al menos así lo ha prometido. El anuncio del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que acaba de cumplir 70 años y lleva 21 al frente del país, ha pillado a todos por sorpresa, en primer lugar porque no estaba escrito en el discurso que ofreció la noche del viernes en una fundación cercana al Gobierno. Y en segundo, porque aún le restan cuatro años de mandato y, según su interpretación de la Constitución, podría optar una legislatura más.

“Trabajo sin parar. Estamos en una carrera que nos corta la respiración. Porque para mí, se trata de una final”, dijo en referencia a las elecciones municipales que se celebrarán el 31 de marzo y en cuya campaña Erdogan se ha implicado profundamente, porque les otorga gran importancia: pretende que su Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) recupere el control de importantes ayuntamientos como los de Estambul o Ankara, donde en 2019 ganó la oposición socialdemócrata tras un cuarto de siglo de control islamista. “De acuerdo con la ley, estas [las municipales] son mis últimas elecciones; su resultado supondrá una transferencia de responsabilidades hacia los hermanos que vendrán después de mí”, añadió.

Sus declaraciones han sido recibidas con cierto escepticismo. “Ya ha hecho anuncios parecidos en el pasado”, recuerda Selim Koru, académico y analista del think-tank TEPAV: “Está dirigido a generar una respuesta sentimental en votantes insatisfechos [con el AKP] que podrían irse al YRP”. Esta formación ultraconservadora, el Nuevo Partido del Bienestar (YRP), fundada por el hijo del mentor político de Erdogan y que ha fichado a antiguos cargos del AKP se presentó a las elecciones del año pasado dentro de la coalición que lideraba el presidente islamista, pero en las locales ha decidido concurrir por su cuenta. Las encuestas muestran que podría lograr muy buenos resultados en determinadas provincias y está arañando importantes porciones de voto al AKP, lo que podría impedirle alcanzar alcaldías donde el resultado se jugará en unos pocos puntos porcentuales.

El diario opositor Cumhuriyet recordó las ocasiones en que Erdogan ha prometido que determinado proceso electoral sería su último. Por ejemplo, sobre los comicios de 2011. O, en 2012, cuando prometió que sería la última vez que accedería a la presidencia del AKP. “Esas veces también dijo la verdad. Las de 2011 fueron las últimas elecciones legislativas a las que se presentó y después de 2014 abandonó la presidencia del partido y solo regresó [en 2017] después de la dimisión de otros dos presidentes, por lo que cumplió la norma del partido de que solo podemos ejercer un cargo de forma continuada durante tres legislaturas”, apunta una fuente del partido de Erdogan: “Así que sí, estas serán sus últimas elecciones. A menos que haya un cambio legislativo”. Esta fuente no quiso confirmar ni desmentir si ese cambio legislativo entra en los planes del partido o del Gobierno durante esta legislatura.

Incertidumbre

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Dentro del partido tampoco todos tienen claro cuál será el futuro. Un dirigente de las juventudes del AKP cree que Erdogan sí se hará un lado para permitir el paso a las nuevas generaciones. En cambio, un diputado del partido en activo, cree que las declaraciones de Erdogan no deben ser leídas como que se retira: “Ya en anteriores ocasiones se habían leído así sus palabras y luego, en reuniones del grupo parlamentario, nos dijo que sus palabras se habían malinterpretado”. El diputado, además, apunta a que la ley permitiría a Erdogan presentarse para un nuevo mandato en caso de que se adelanten las elecciones presidenciales a petición de tres quintos del hemiciclo (para ello, la coalición gubernamental necesitaría de votos de algunos partidos de oposición).

El periodista Kemal Öztürk, antiguo asesor de Erdogan y columnista de varios medios cercanos al partido gobernante, sostiene que pese a que el mensaje del presidente busca “influir en la campaña de las municipales”, esta vez, su eventual retirada “es más creíble”. Además, Öztürk cree que es una “llamada de atención” de Erdogan a su partido para que espabile y logre unos buenos resultados en las locales: “Los cuadros y los dirigentes del AKP tienen que empezar a prepararse para concurrir a unas elecciones sin Erdogan. No puede acostumbrarse, como en el pasado, a ganar siempre gracias al carisma de Erdogan”.

Por el momento, Erdogan no ha apuntado a nadie como sucesor, en un partido en el que la lucha entre facciones es despiadada, aunque larvada. Personajes que antes habían despuntado como posibles delfines o bien han sido relegados a segundo plano —como el exministro de Interior Süleyman Soylu— o bien han desaparecido de escena, como el yerno de Erdogan y exministro de Finanzas, Berat Albayrak. Algunos analistas apuntan al exjefe de los servicios secretos y actual ministro de Exteriores, Hakan Fidan, pero este carece de apoyos en las bases del partido y del carisma de un líder político. O al otro yerno de Erdogan, Selçuk Bayraktar —propietario de la importante empresa de drones Baykar— que es muy popular entre la población turca pero que carece de experiencia política.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_


Noticias relacionadas: Noticias Similares