sábado, junio 15

Alemania intensifica la búsqueda de dos antiguos terroristas de la RAF ocultos desde hace décadas | Internacional

Noticias relacionadas: Noticias Similares

Alemania ha intensificado en los últimos días la búsqueda de los dos antiguos terroristas de la Fracción del Ejército Rojo (RAF) que junto con Daniela Klette, detenida la semana pasada en Berlín, formaban parte de un conocido trío huido de la justicia desde hace más de 30 años. La policía sigue buscando a Burkhard Garweg, de 69 años, y Ernst-Volker Staub, de 55 años, aún escondidos. El grupo está acusado de intento de asesinato y de una serie de robos con violencia cometidos entre 1999 y 2016, después de pasar a la clandestinidad tras la disolución de la RAF en 1998.

Furgones policiales en las calles, llamamientos en los medios pidiendo pistas, redadas y operaciones de control en autopistas dan muestra de la intensa búsqueda de los dos antiguos miembros de la conocida como tercera generación de la RAF, llamada también banda de Baader-Meinhof.

La Fiscalía federal alemana ha llevado este jueves ante el juez a Daniela Klette para formalizar los cargos que se le imputan. Según ha concretado el ministerio público en un comunicado, está acusada de dos intentos de asesinato, así como de la tentativa de detonar material explosivo y consumar como cómplice ese delito.

Mientras, la búsqueda de sus compañeros se focaliza aparentemente en Garweg, del que se han facilitado fotografías recientes que se encontraron en el piso de Daniela Klette. Así lo confirmó este lunes una portavoz de la Oficina de la Policía Criminal de Baja Sajonia. Algunas de las fotos son de este año, dijo la portavoz.

En las imágenes se le ve en un entorno privado, sentado en un sofá acompañado en algunas fotografías de sus dos perros y mirando directamente a la cámara. La calidad de las imágenes es mucho mejor que las que manejaban las autoridades hasta el momento y han sido difundidas por los medios y en los espacios públicos para pedir el apoyo de la población, pero alertando de que no se acerquen a ellos si creen reconocerlos porque pueden resultar peligrosos. Se ofrecen 150.000 euros por información que conduzca a la captura de los dos hombres.

La antigua terrorista Daniela Klette, de 65 años, es trasladada a la Fiscalía este jueves, en Karlsruhe.
La antigua terrorista Daniela Klette, de 65 años, es trasladada a la Fiscalía este jueves, en Karlsruhe. Wolfgang Rattay

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

También se han publicado imágenes de Garweg técnicamente modificadas. “No se puede descartar que Garweg haya alterado su aspecto”, según un comunicado. Por ello, los investigadores han publicado tres versiones diferentes de la misma foto, en las que se puede ver al antiguo terrorista con gorra, calvo o con gafas.

Durante la noche del lunes y madrugada del martes, las fuerzas policiales registraron un piso de una residencia de estudiantes situada en el barrio berlinés de Friedrichshain, en el este de la capital alemana. En ese mismo barrio, el domingo registraron otro piso cerca de la popular plaza de Boxhagener y un parque de remolques, donde se cree que vivió Garweg durante algún tiempo, conocido por albergar okupas muy activos políticamente.

En ninguno de los registros se detuvo a nadie, aunque no se ha desvelado si se encontraron nuevas pistas. De momento, la Oficina de Investigación Criminal de Baja Sajonia no ha querido facilitar ninguna información sobre posibles indicios. Además, a última hora del lunes, los agentes detuvieron y se incautaron de una autocaravana Ford en la autopista A5, cerca de Darmstadt. Fuentes de la policía confirmaron que la operación estaba relacionada con la búsqueda de los hombres, pero sin entrar en más detalles.

Llamamiento a que se entreguen

Este intenso cerco a los terroristas ha llevado a las autoridades alemanas a hacer un llamamiento a los antiguos terroristas para que se entreguen, ya que afirman estar pisándoles los talones.

Un portavoz de la Fiscalía estatal de Baja Sajonia, que dirige la búsqueda de los hombres, dijo que deben estar “bajo mucha presión” e hizo un llamamiento ―en particular a Garweg― para que se entreguen “a fin de evitar un posible enfrentamiento con la policía”.

“Garweg debe acudir a la comisaría más cercana”, declaró el portavoz, que indicó que ha quedado al descubierto sin un lugar en el que cobijarse tras los registros efectuados en Berlín, por lo que en su opinión “es un buen momento para entregarse”.

Toda la operación comenzó con la detención la semana pasada de Klette, de 65 años, que vivía en un piso en el barrio berlinés de Kreuzberg desde hacía cuatro años bajo el nombre de Claudia, y cuya detención fue posible gracias al soplo de un ciudadano dado en noviembre tras la emisión de un programa en la televisión pública alemana en el que se hablaba de los tres terroristas.

En un registro del piso se encontraron “armas pesadas”. Entre ellas había un Kaláshnikov, una ametralladora, una pistola con munición, explosivos y una granada antitanque.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_


Noticias relacionadas: Noticias Similares