sábado, junio 15

Le Pen y Salvini rompen con la AfD alemana tras las declaraciones de un candidato sobre las SS | Internacional

Noticias relacionadas: Noticias Similares

El Reagrupamiento Nacional (RN), partido liderado por Marine Le Pen, y la Liga italiana de Matteo Salvini han anunciado este martes que rompen relaciones con su aliado de la extrema derecha alemana Alternativa para Alemania (AfD). Las declaraciones del candidato de AfD a las elecciones europeas del 6 al 9 de junio, Maximilian Krah, sobre las SS nazis han llevado a Le Pen y a Salvini a la misma conclusión: tras las europeas, el RN y la Liga dejará de pertenecer al mismo grupo en la Eurocámara que sus actuales socios alemanes.

La decisión de excluir a AfD ―en la práctica, una especie de cordón sanitario― abre la puerta a futuras alianzas de RN y la Liga con el otro grupo de esta familia ideológica en Bruselas, el que acoge a Vox y a los partidarios de la primera ministra italiana, Giorgia Meloni. Y podría facilitar acuerdos con la derecha moderada, reacia a los ultras alemanes, pero menos a Meloni y sus aliados.

“La AfD ha franqueado líneas rojas”, declaró, en un debate televisado, Jordan Bardella, mano derecha de Le Pen y cabeza de la lista del RN para las europeas. “Por consiguiente”, añadió, “el RN tendrá nuevos aliados tras las elecciones europeas y no se sentará junto a la AfD”. “Esta vez han ido demasiado lejos”, corroboraron fuentes del partido de Salvini en relación con los comentarios sobre las SS. “Pero hacía ya tiempo que comenzaba a ser insostenible”.

En declaraciones al diario italiano La Repubblica, el candidato Krah, de AfD, había afirmado: “Nunca diré que cualquiera que llevase un uniforme de la SS era automáticamente un criminal”. “Hay que evaluar la culpabilidad caso por caso”, continuó, “al final de la guerra había casi un millón de SS. Incluso [el Nobel de literatura de ideología socialdemócrata] Günter Grass perteneció a la Waffen-SS”. En uno de sus últimos libros, y tras esconderlo toda su vida, Grass confesó haber pertenecido de adolescente a esta rama militar de organización nazi implicada en el Holocausto.

“No puede cuestionarse, ni justificarse, ni minimizarse lo que pertenece al súmmum de la barbarie en la historia de la humanidad”, reaccionó un portavoz del RN, Gaëtan Dussausaye, citado por el diario francés Libération. El RN es el partido heredero del Frente Nacional, fundado entre otros en 1972 por Jean-Marie Le Pen, padre de la actual líder, y por antiguos colaboracionistas con la Alemania durante la II Guerra Mundial y la ocupación de Francia. Le Pen padre, condenado por sus declaraciones antisemitas, fue expulsado por Le Pen hija, quien se ha distanciado de este pasado y ha convertido a su partido en la primera fuerza de oposición en Francia.

La ruptura con AfD, adelantada por Libération, llega en vísperas de unas elecciones en las que este campo ideológico espera ser decisivo. Pero hoy esta derecha nacionalista y populista está dividida.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

El RN y la Liga han pertenecido hasta ahora al grupo europarlamentario Identidad y Democracia (ID), junto a la AfD. La ruptura podría implicar que franceses e italianos abandonan ID y se suman a Europeos Conservadores y Reformistas (ECR) de Vox y Meloni. Otra posibilidad es que Le Pen y Salvini excluya a AfD del grupo ID. Y otra, que intente unir a todas las derechas nacionalistas y populistas bajo un mismo grupo, aunque sus diferencias en cuestiones esenciales como la guerra de Ucrania o la OTAN dificultan la entente.

La ruptura está bien vista dentro de las filas de la Liga, especialmente en los cuadros del norte del país, vinculados a la industria y a un establishment poco amante de las estridencias ultra. Además, permite un acercamiento entre los dos grupos ultraderechistas del Parlamento Europeo que siempre había deseado el líder de la Liga. Identidad y Democracia comenzaba a ser visto por los italianos como el lado no presentable de la derecha radical. Salvini, que siempre había intentado cortejar al PPE, suelta ahora ese lastre para intentar de nuevo el viejo sueño de una integración con ECR que permita construir un grupo ultra europeo.

El cambio de ritmo facilitará acercamientos con el PPE para futuros pactos poselectorales. El vicepresidente de dicha formación, el italiano Antonio Tajani, ya avisó hace una semana que no aceptaría ningún trato con AfD.

Los roces entre Le Pen y la AfD no son nuevos. Las revelaciones en Alemania, a principios de año, sobre los planes internos de la extrema derecha de este país para expulsar masivamente emigrantes colocaron al RN en una posición incómoda. Eran demasiado radicales, incluso para los lepenistas. AfD, envuelta en las últimas semanas en varios escándalos por supuesto espionaje en favor de China o por usar eslóganes nazis, se estaba convirtiendo en un socio embarazoso que podría empañar la imagen de partido de gobierno que intenta presentar Le Pen.

La presencia de Le Pen en el cónclave internacional convocado por Vox el pasado fin de semana evidencia su deseo de tender puentes entre ID y ECR. En declaraciones a la prensa en Madrid, la jefa del RN ya cargó contra el partido alemán. “AfD no está dirigida”, dijo para indicar que, en su opinión, carecía de liderazgo y línea. “Esto plantea una inquietud sobre la que debemos discutir cuando reflexionemos sobre el futuro grupo”. Estaba todo dicho: la extrema derecha alemana es demasiado extremista, incluso para Le Pen y sus amigos de Madrid.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_


Noticias relacionadas: Noticias Similares